20 agosto, 2018

¿Aumentan los anticonceptivos orales el riesgo de diabetes después de la menopausia?

image_pdfimage_print

ORLANDO, USA. La utilización previa de anticonceptivos orales aumenta la prevalencia de resistencia a la insulina y diabetes, entre mujeres posmenopáusicas, muestra el primer estudio de su clase en Corea del Sur.[1]

El Dr. Sung-Woo Kim, del Daegu Catholic University Hospital, Corea del Sur, presentó los resultados del estudio transversal en el Congreso Anual de la American Diabetes Association (ADA) de 2018.

“El presente estudio demostró una relación definida entre el uso previo de anticonceptivos orales y un aumento en la prevalencia de diabetes en mujeres posmenopáusicas, sobre todo en quienes los utilizaron por más de seis meses”, expresó el Dr. Kim en una entrevista con Medscape Noticias Médicas.

Sin embargo, añadió que incluso en mujeres no diabéticas, “el uso de anticonceptivos orales se relacionó significativamente con niveles más altos de insulina en ayunas, y resistencia a la insulina”.

La moderadora de la sesión, Julie Bower, Ph. D., profesora asociada de epidemiología en la Ohio State University, Columbus, Estados Unidos, preguntó al Dr. Kim sobre la sincronización del desarrollo de diabetes con el uso del anticonceptivo oral.

“Estudios previos en mujeres más jóvenes no han encontrado una relación entre el uso de anticonceptivos orales y el desarrollo de diabetes. ¿Considera que esta relación es algo que solo se observa a una edad más avanzada?”, cuestionó.

El Dr. Kim respondió: “Estas mujeres posmenopáusicas habían estado recibiendo anticonceptivos orales durante más tiempo que en los estudios previos en que se analizó el uso actual, y pueden transcurrir muchos años antes de que aparezca diabetes debida a resistencia a la insulina, así que se necesita observación a largo plazo”.

Otra posible explicación es que esta cohorte “tomó versiones más antiguas de los anticonceptivos”, señaló.

Primer estudio en analizar la diabetes posmenopáusica
El Dr. Kim explicó que el estrógeno es un regulador importante de la homeostasis de la glucosa.

Y reconoció que en dos estudios prospectivos previos a gran escala, realizados en mujeres relativamente jóvenes (premenopáusicas), se había evaluado el efecto del uso actual de anticonceptivos orales sobre la presentación inicial de diabetes, pero no encontraron ninguna relación, aunque señaló que en estos estudios los periodos de seguimiento fueron limitados.

Datos del estudio retrospectivo transversal fueron obtenidos de la extensa Encuesta Nacional para el Examen de la Salud y la Nutrición de Corea (KHANES) basada en la población de 2007 a 2012.

Se obtuvo información sobre la duración del uso de anticonceptivos orales, la edad a la que ocurrió la menopausia, y a la que se estableció el diagnóstico de diabetes, el uso de terapia de reemplazo hormonal, hipertensión, hiperlipidemia, antecedente de tabaquismo, consumo de alcohol, y actividad física.

El estudio incluyó a 6554 mujeres posmenopáusicas de alrededor de 65 años de edad. De estas, 849 tenían diabetes y habían utilizado anticonceptivos orales durante más de seis meses, mientras que 409 tenían diabetes, pero habían utilizado el anticonceptivo oral por menos de seis meses.

Además, se contó con los niveles de glucosa en ayunas e insulina para 3338 de las mujeres posmenopáusicas no diabéticas, de manera que también se analizó la relación entre la resistencia a la insulina y el uso previo de anticonceptivo.

Riesgo de diabetes casi 35% más alto si el anticonceptivo oral se utilizó por más de seis meses
De las mujeres que habían utilizado anticonceptivos orales durante más de seis meses, 19,4% tenía diabetes. El porcentaje disminuyó a 14,4% para las que utilizaban anticonceptivos orales por menos de seis meses, en comparación con 14,3% en el grupo de referencia de mujeres que nunca los habían tomado, informó el Dr. Kim.

Esto significó que la prevalencia de diabetes fue aproximadamente 35% más alta, incluso después del ajuste con respecto a múltiples factores de confusión en las participantes posmenopáusicas que habían tomado la píldora durante más de seis meses, en comparación con las que nunca habían tomado anticonceptivos orales (odds ratio: 1,34; p < 0,01).

Por lo que respecta al riesgo de diabetes asociado a la duración del uso de anticonceptivos orales, el odds ratio para cada mes de uso fue de 1,005 (p < 0,01).

“La prevalencia de la diabetes mostró una tendencia creciente de 0,5% por un mes de uso de anticonceptivo oral”, puntualizó el Dr. Kim.

“Estos resultados indican que el uso prolongado de anticonceptivos orales en la edad reproductiva puede ser un factor de riesgo potencial para la presentación de diabetes después de la menopausia”, afirmó.

Tomar anticonceptivos orales durante más de seis meses también condujo a un incremento significativo de los niveles de insulina en ayunas, y resistencia a la insulina (esta última evaluada justificando el modelo homeostático de resistencia a la insulina) en participantes no diabéticas, en comparación con las que nunca habían utilizado la píldora anticonceptiva.

Las circunstancias cambian
La Dra. Bower concluyó: “Sabemos que las exposiciones que ocurren a una edad más temprana pueden influir en los desenlaces de salud muchos años más tarde, pero pueden cambiar mucho las circunstancias, y complicar las cosas”.

Los siguientes pasos han de incluir “analizar estos y otros datos con más detenimiento para determinar si el riesgo más alto se debe a los anticonceptivos orales, o a otros factores de riesgo relacionados con la diabetes, que puedan asociarse al uso de anticonceptivos orales o ser resultado de ello”.

El Dr. Kim reconoció que el estudio tuvo varias limitaciones y añadió que “se necesita más investigación para aclarar el efecto de los anticonceptivos orales a largo plazo sobre el riesgo de diabetes a una edad más avanzada”.

El Dr. Kim y la Dra. Bower han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Publicado en Artículos y Publicaciones
calcular el imc

Blog